La memoria afectiva. IntrepidART

 

 

El proyecto con el que hemos contribuido al III Encuentro Multidisciplinar de Arte Digital IntrepidART, focalizado en ”La memoria”, ha propiciado el que estableciéramos un puente entre parte de los objetivos del ciclo (abordaje de las emociones desde el pensamiento creativo), y la MEMORIA, centrándonos en la parte AFECTIVA, surgiendo así “La memoria afectiva“.

Los chicos y chicas han explorado el cuerpo propio y el ajeno, la mirada más y menos condicionada, la distancia, la huella… y han expresado desde la más rica gestualidad lo que les mueve y conmueve, lo que les hizo vibrar, lo que la memoria rescata desde la afectividad para seguir conectados y conectadas a la vida y al momento presente. Han volcado su sentir desde la palabra, desde la poesía, desde la auto-fotografía y la fotografía al otro, resignificando la “otredad”. Generando un proyecto de arte comunitario con componentes sociales y afectivos significativos.

Plasmando nuestro reflejo. Intrepid ART

Enlazando con el hilo conductor de la propuesta del taller, queríamos seguir ahondando en las herramientas personales de cada una para impulsar el crecimiento personal. La invitación a participar en el certamen Intrepid Art, en el contexto de proyectos educativos en red, donde arte y mundo digital son los instrumentos de expresión, fue una estupenda excusa para contemplar el uso de las nuevas tecnologías en el contexto de nuestro taller de Arteterapia.

Siendo en esta ocasión el tema central “Los reflejos”, lo pusimos en conexión con nuestra idea de trabajar el autoconcepto y la autoestima, utilizando la propia mirada y la ajena.

Para abordar el ejercicio de autopercepción invitamos a las chicas a centrarse en una parte de su propio cuerpo que para ellas fuera significativa, la siguiente propuesta se enfocaba en la percepción del otro; a continuación iniciamos 3 narrativas en paralelo.

Narrativas corporales

Las narrativas sobre el propio cuerpo se pusieron en relación con el cuerpo del otro, con la atención puesta en una parte del cuerpo de una compañera, que también había que representar de diferentes modos, iniciando así un diálogo en primer término introspectivo, que progresivamente evolucionaba tornándose revelador, expresivo y comunicador.

La primera narrativa se expresaba a través de la plasmación mediante pinturas al agua, del motivo corporal elegido por cada una.

La segunda, la asociamos a la verbalización de lo expresado, en un contexto de confort cada participante pudo expresar el significado del motivo representado y su interpretación.

La tercera narrativa derivó en un “juego digital”, diferente y divertido; a partir de la auto-fotografía, puesta en conexión con la representación plástica y la interpretación personal, invitábamos a las niñas a hacerse una fotografía y experimentar con la distorsión de la misma.

Al final, construimos un caleidoscopio de pinturas, fotografías e información con muchas puertas dispuestas a ser traspasadas…

LA BOCA, “me gusta charlar”, “me gustan mis LABIOS, su forma, es una parte fundamental del cuerpo”, “mis labios me conducen a la música”
LOS OJOS “antes me miraba ante el espejo”. “Me gusta escribir y ver mis MANOS”. MI PELO “me lo cuido, uso mascarillas y una trenza para ir al cole”
“Me gustan LAS CARAS porque demuestran lo que las personas son”, “Jugar, jugar jugar con la cara y lo que dice”, “las caras de los demás que no puedo olvidar”
LAS PIERNAS “me gusta hacer deporte, fútbol, caminar” “me gusta correr, moverme…”

Abriendo puertas y tendiendo puentes

De la mano del último ciclo de Arteterapia del curso en Casa San Cristobal: LINEA DE UN SUEÑO, y abriendo puertas a futuras colaboraciones, nos sumamos a la iniciativa de INTREPID-ART un espacio para aprender en red. Una plataforma de investigación y exploración artística: Intrepidart

Desde el firme convencimiento en los puentes alzados desde los contenidos, en este caso el trabajo con los sueños y los objetivos vitales de cada un@; y los puentes propiciados desde los continentes: los procesos creativos de la mano del mito, la escena, el arte y el movimiento.

Arteterapia. Casa SAN CRISTOBAL