Lo visible invisible

Alguna vez te has parado a preguntarte: ¿Cuantas cosas pasan cotidianamente a mí alrededor-que deberían importarme-, y de cuantas realmente me doy cuenta? Porque eso, darnos cuenta, ser de verdad conscientes del fondo de las cosas significativas, transforma lo invisible en visible, y hace que nuestra forma de operar sea totalmente diferente, lo que en ocasiones separa el acierto del error.

Las apariencias engañan

Y es que no siempre lo que “parece” responde a la realidad. Muchos y muchas recordaréis aquello de “las apariencias engañan”, y es cierto, confunden y mienten, pero ahí están, con la carcasa con la que sea que se muestren. Como los juegos de sombras de: Tim Noble and Sue Webster, Kumiya Mashita, Shigeo Fukuda, Diet Wiegman, que hoy utilizamos en la sesión como “disparadores”. Inspiradores de lo que vemos en primera instancia pero que ocultan lo que estando, se nos escapa.

Visibilizando lo profundo

Desde ahí, hemos visibilizado lo profundo: lo que queremos decir y no somos capaces, lo que se nos engancha a la cabeza y no nos deja descansar, lo que pensamos/creemos/imaginamos y luego vemos que no es. Hemos plasmado la dificultad de expresar muchas veces lo que sentimos o experimentamos, y la necesidad de seguir indagando en ese camino de clarificar el mensaje. Comunicación, expresión, escucha activa, lenguaje, reflexión y empoderamiento frente a vergüenza, miedo, y puro desconocimiento.

Metodologicamente nos hemos servido:

→ del trabajo corporal

→ de la narrativa personal compartida y enriquecida por el grupo

→ de la expresión plástica sobre diversos soportes -algunos dándose la mano en un puzzle de lo simbólico-.

Mi mapa relacional II

La última vez que abordamos el mapa relacional, hacíamos referencia al poder de lo sistémico, concretamente al hecho de que cada vez que yo cambio el lugar desde el que me constituyo, todo lo demás también se modifica”.

Utilizando el marco organizativo de las relaciones, hemos continuado trabajando con el modelo sistémico, un pensamiento que se sitúa en un marco conceptual que facilita la claridad y la modificación de patrones. A groso modo sería un organismo con un conjunto de partes que interactúan en combinación con otros componentes.

Trasladado a nuestra práctica, hemos seguido utilizando la plastilina con la que habíamos construido referentes reales y personales. A continuación, cada participante ha trasladado a su universo esos referentes representando familiares, amigos y personas cercanas, explicitando de manera gráfica las relaciones que mantenían con su entorno. Ha sido necesario un ejercicio de toma de consciencia importante consistente en representar de  manera lo más realista posible la vivencia objetiva de esas relaciones.

Partiendo del lugar que ocupo en mi universo, hemos colocado a las personas significativas. Además de la cercanía o lejanía de cada sujeto, l@s chic@s han ido tejiendo una red de flechas a veces de ida y vuelta, otras de un único sentido, dando forma a esas relaciones.

Otro hecho llamativo ha sido la aparición de elementos abstractos que han tomado corporeidad en función del peso que tenían para cada participante: la ansiedad, las relaciones tóxicas, las dificultades… L@s chic@s han construido el mapa de su momento presente, más adelante diseñaremos  el mapa que cada uno querría construir.

Soltar y comunicar

En ocasiones, las ideas se nos amontonan, lo queremos todo YA, y al mismo tiempo cambiamos rápidamente de parecer… nos enfadamos con el otro, nos contradecimos, nos atrincheramos en:”el mundo no me entiende”,”no merece la pena”,”nada tiene sentido”… Nos enfadamos con nosotras mismas y lo volcamos en quien está más cerca. Cuesta sonreír, cuesta hablar con calma, cuesta respirar…

Los bloqueos de la adolescencia no están tan lejos de los bloqueos que podemos tener los adultos en una enorme cantidad de ocasiones a lo largo de un día, de una temporada, de una vida. Cuando eso ocurre, es momento de soltar, de dejar espacio para poder llenarnos de algo diferente, empezando por cambiar la energía…

Partimos de un trabajo de percusión espontánea en el que cada una marca un ritmo que siguen las demás, la decisión del ritmo individual es muy personal, seguir al grupo es todo un reto, al final logramos encontrar la manera de canalizar el peso de lo intangible.


Y cuando todo aquello encuentra su camino, se recupera el ritmo y una puede entregarse a un”construir” que antes generaba recelo y que finalmente llega a conectar con la capacidad y la posibilidad de traspasar esa frontera, la de entenderme yo y hacerme entender por el otro.

Sólo si escuchamos podremos aprender. Escuchar es un acto de silencio; sólo una mente serena pero extraordinariamente activa puede aprender. J. Krishnamurti

Objetos comunicantes. ARTETERAPIA. Casa San Cristobal

Comunicar desde los procesos creativos

La forma más generalizada de comunicarnos es la oralidad, pero muchas veces puede resultar insuficiente, desafortunada, torpe… puede que no nos sintamos capaces de expresar con palabras lo que queremos transmitir, o nos de vergüenza, o incluso nos produzca temor el imaginar como puede recibir”aquello” mi interlocutor.

Todos y todas tenemos alguna manera de expresarnos que nos permite transmitir lo que realmente queremos comunicar… La cuestión es averiguar cual es esa manera:”mi manera” y hacerla explícita.

Cuando abordamos nuestra comunicación desde los procesos creativos, se nos abre todo un mundo de posibilidades para trasladar lo que queremos expresar, porque lo hacemos sin darnos cuenta… y con la experiencia nos percatamos de que hay otras maneras. Si a eso le sumamos el sentido del juego y de la sorpresa, el que cada vez utilicemos herramientas nuevas que nos pongan a prueba y nos permitan experimentar en confianza… abrimos un abanico de infinitas posibilidades.


Este grupo nunca había trabajado con tela, hilos y aguja, actividad que requiere un primer momento de concentración y la posibilidad de compartir y verbalizar pequeños y grandes saberes.

Arteterapia. CASA SAN CRISTOBAL

Expresión y comunicación II. Pensamiento Positivo

Me encanta despertarme cada mañana y sentir que estoy viva, dar un salto de la cama y plantarme delante del espejo y gritarle a los cuatro vientos: ¿¡cómo es posible tanta belleza junta?!

Inaugurar la mañana con un baile, abrir las ventanas, respirar el aire que hace que siga aquí, disfrutar del sol y notar como sus rayos corren por mis venas.

Desayunar con música, salir a la calle, comerme el mundo, hablar con las personas, hacerles sonreír…


La Programación NeuroLingüística es una estrategia de comunicación, desarrollo personal y psicoterapia, creada en Estados Unidos en 1970. Según la PNL existe una conexión entre los procesos neurológicos, el lenguaje, y los patrones de comportamiento aprendidos a través de la experiencia, afirmando que estos se pueden cambiar para lograr objetivos específicos.

Conscientes de la fuerza de las palabras, de su verbalización, de su repetición cómo si de un mantra se tratara, construimos un discurso en positivo, y lo externalizamos desde la plástica, el juego y la interacción grupal.

Globos, técnica mixta. Arteterapia en Casa San Cristobal.

Expresión y comunicación I

Ya está en marcha esta propuesta, dirigida a un grupo de niñas, entre 9 y 13 años, un recorrido con mujer, fruto de la demanda de género que ha tenido el taller, y la necesidad detectada de impulsar el crecimiento en femenino.

Esta iniciativa cuenta además, con el diseño de tres sesiones intergeneracionales (intercaladas entre las diez); que invitaran a experimentar desde la expresión y la comunicación con las madres de las participantes; abiertas también a otras mujeres adultas que quieran vivenciar parte del proceso, y que deseen impulsar su empoderamiento como mujeres.

Técnica mixta sobre algodón. Arteterapia en CASA SAN CRISTOBAL