Líquida felicidad

Buscando en la RAE el significado de felicidad me encuentro con lo siguiente: Estado de grata satisfacción espiritual y física. Hasta hace poco se hablaba de mente y cuerpo, me gusta esta redefinición. Y es que, el concepto de felicidad, cada vez más presente en nuestro día a día, ha llegado a convertirse en un objetivo vital demasiado abstracto y difuso.

Cuando Zygmunt Bauman, incorpora el calificativo de líquida a: modernidad, sociedad o amor, se refiere a cómo en el momento actual las realidades sólidas de nuestros antepasados se han desvanecido. A partir de ahí, ¿y si el concepto de felicidad se desvaneciera para volver a conformarse una y otra vez?

Cuando preguntas a un adolescente ¿qué quieres ser de mayor?; una de las respuestas que más rápidamente emergen es: ser feliz, y cuando insistes ¿qué es la felicidad para ti?, es habitual que se refieran al hecho de TENER, de POSEER, o HACER muchas cosas, además de la curiosa cosificación de las personas (tener un/a novio/a). Y sin embargo, la felicidad nunca ha sido una meta, sino un estado, un modo de ESTAR, de tomarse las cosas, de abordar la vida y las situaciones; puede que en ocasiones condicionada, pero nunca determinada por el TENER.

En mi idea de felicidad hay varios ingredientes: ilusión, juego, afectos… todos ellos entrelazados en la experiencia vital. En paralelo, siento la necesidad de ser parte fundamental, de trazar mi camino, y luego dejar que lo demás fluya: mover el cuerpo, activar la mente, aprender cosas nuevas, pensar en positivo (ver el vaso medio lleno), meditar, centrarme en algo que me ilusione, soñar en grande y actuar en pequeño, perdonar, trabajar la voluntad y posponer la recompensa.

Hoy en el taller nos hemos sumergido en una historia  con múltiples posibilidades, y el agua como protagonista. Hemos conformado un escenario de telas, conchas y piezas marinas para en silencio mirar en nuestro interior. Luego, un juego abierto y participativo ha propiciado el abrazo en grupo, para finalmente representar ese estado de bienestar conformando pequeñas piezas con pasta de modelar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *