La expresión más allá de la palabra

Expresar lo que tenemos en la cabeza, lo que realmente queremos trasladar, mostrar, comunicar… es algo que para algunas personas sigue suponiendo un desafío diario. La conexión entre lo que siento y lo que pienso, y en tercer lugar la expresión de ello, es algo que no siempre se corresponde.

El darnos cuenta y el contar con el feedback del otro respecto a lo que ha entendido es fundamental para tener una buena comunicación. Hoy hemos trabajado con la expresión mas allá de la palabra, con todos esos modos que tenemos de comunicar y trasladar lo que de verdad tenemos dentro y queremos exteriorizar.

Aprendiendo a expresar

Y lo hemos hecho desde la respiración consciente, la vocalización pautada, el juego de los trabalenguas, la visualización positiva enfocando lo que queremos que ocurra (que el receptor entienda perfectamente nuestro mensaje). Hemos grabado las diferentes formas de expresar y hemos escuchado con atención y con sentido crítico, situándonos en el otro lado. Hemos abordado la organización de las ideas, la escucha activa… todo ello elementos con los que seguir practicando.

Hemos expresado con el gesto, la mirada, la corporalidad y la plástica. Nuestros soportes han sido carcasas de CDS, y nuestras herramientas: pinceles, esponjas y muñequillas expresando con colores y texturas, en un ejercicio de extensión de la comunicación más allá de la palabra.

Claves

Y recuerda, cuando tengas que comunicar:

  • Cuida tu presencia: postura erguida, estar en el aquí y el ahora.
  • Muestra  cercanía, interactúa, busca el contacto visual. Genera confianza, siente aprecio por los que te escuchan. No ocultes tu vulnerabilidad y posibilita la identificación.
  • Entrena tu seguridad, ensaya, muestra aplomo y confianza. Huye de lo perfecto. Habla de cosas que conoces, cosas en las que crees. Prepárate. Ve con calma, llega a tiempo, habla despacio y no tengas prisa por salir corriendo.

Querer bien

Hemos arrancado la sesión tomando como referentes grandes mujeres de la historia que han sufrido desamor, algo que pienso, es consustancial al ser humano: Zenobia Camprubi, Camille Claudel, Emilie du Chatelet, Elena Garro, Martha Gellhorn, Lee Krasner, Hedy Lamarr, Mileva Maric, Mary Moffat, Gabriele Munter, Zelda Sayre…

A partir de ahí, alternando corazones enteros y corazones rotos, hemos plasmado lo que cada un@ ha identificado como: “amor” (querer bien), ausencia de amor y “desamor” (apego/querer mal) en base a situaciones expuestas mediante palabras, frases y dibujos.

Después, las chicas han expresado unos cuantos modos de entrenar prácticas sanas en nuestras relaciones afectivas:

Ser clar@ y transparente. Se trata de expresar abiertamente el sentimiento y el pensamiento. Evitar lanzar indirectas. Verificar que el otro me ha entendido. Debería de prevalecer la escucha sin juicio y el apoyo ante los problemas de la persona a la que queremos.

Mi sentir es mío y también mi responsabilidad. Evita la culpa contigo y con el otro. La culpa es un veneno que nos han inoculado malsano y que solo hace daño. Frente a ello: asume tu responsabilidad y ten cuidado con la idea de sacrificio.

Controlar los “celos amorosos”. Los celos existen, son parte del ser humano. Venimos de una historia que nos enseñó que podían significar una muestra de afecto, PARA NADA. De ahí hemos pasado a negarlos y crucificarlos. La propuesta: aceptarlos y manejarlos, que no nos dominen, que no nos nublen el pensamiento, que sean un motor y una oportunidad. La confianza es la base de cualquier relación.

Evita reprochar continuamente. Los problemas han de abordarse individualmente a menos que estén realmente conectados. Entiende, acepta, perdona, olvida. Lo que pasó, pasó.

Atención al chantaje emocional consciente e inconsciente. Activa alarmas para que si caes en él no te arrastre. No estar de acuerdo con algún aspecto del otro es normal, hasta puede ser positivo. Cada mujer y cada hombre debe decidir cambiar o no, y si fuera el caso decidir lo que cambia y lo que no. Las personas cambiamos, pero no estamos aquí para cambiar a nadie.

Cuidado con comprar el bienestar de la relación. Los regalos son bienvenidos, pero no pueden ser una vía de escape a las dificultades.

Recuerda que es estupendo querer mucho, más lo primero, es QUERER BIEN.

Metolerate. Educación para la convivencia en un mundo intercultural

Metolerate ha sido un Campamento urbano educativo en el que a partir de la vivencia y el juego, hemos desarrollado conceptos de los que se habla mucho y, pocas veces tenemos ocasión de experimentar desde la práctica y la consciencia: apertura a la diferencia, respeto, aceptación, hospitalidad, pluralidad, comprensión, convivencia y mucho más que tolerancia.

La idea, que surge de las carencias relacionales entre los adolescentes de hoy en día en un mundo de numerosos estímulos visuales y tecnológicos, ha acompañado y conducido a los chicos y chicas del barrio de San Cristóbal de los Ángeles en el entendimiento de nuestra relación con el otro, y en la construcción de relaciones más abiertas, respetuosas y enriquecedoras. 

Hemos jugado y aprendido en las instalaciones de Casa San Cristóbal, y también hemos salido del recinto interactuando con el entorno. Muchas horas y experiencias compartidas, con los chicos y chicas, y con profesionales de la educación y la psicología; haciendo: actividades plásticas, performance, nuevas tecnologías, movimiento corporal, narrativas visuales y sonoras, juegos de conocimiento… y mucho aprendizaje.

Dos intensas semanas en las que nos hemos apoyado en los Lenguajes creativos, tejidos con las lnteligencias múltiples, muy especialmente en la Inteligencia cultural y social, entrenando: la escucha, el diálogo, la comunicación, la percepción y la importancia del contexto, el intercambio, la apertura, el respeto, el no juicio, la comprensión, la tolerancia, la acogida y la hospitalidad. 

Gracias a todos y a todas por propiciarlo, por participar, por apoyarlo y conducirlo, y a quienes lo estáis leyendo, por darle visibilidad.

Lo que pasa cuando elijo 

El mito de Paris y todo lo que le rodea, nos sirve de arranque e inspiración para este nuevo taller. Como todas las historias míticas acoge gran cantidad de significados, ante los que es preciso desmadejar como si de un ovillo se tratara.

La historia abre la puerta a diferentes temáticas: la competición, los celos, las consecuencias de mis elecciones… Cuando en la vida nos toca elegir entre algo que nos gusta y algo que nos desagrada es muy-muy fácil. Personalmente me cuesta ocupar el concepto de elección en estos casos, porque lo que vamos a escoger está escogido “per se”. Ahora, cuando nos encontramos con circunstancias en las que tenemos que decidir entre opciones que nos agradan, o entre alternativas que nos disgustan, la cosa se pone complicada, porque hay que medir muy bien el peso de nuestra decisión, prever las consecuencias, asumir que vamos a ser capaces de aceptarlas y asumirlas; dejando un margen de incertidumbre difícil de gestionar. Cuando nos situamos en ese momento presente en el que lo que tenemos resulta insuficiente, nos colocamos en una situación de responsabilidad y madurez que requiere que podamos sostener lo que pasa cuando elijo. 

Dicho lo cual, considero el modo condicional como un gran aliado de la literatura, por eso cada vez que ante un hecho pasado escucho el “si hubieras hecho tal o tal cosa…”, me revuelvo ante la injusticia e inconsistencia de una afirmación de tal calibre, realizada con un conocimiento “a posteriori”, inexistente en el momento de la elección.

París distraído, Hermés meditabundo, Atenea desdoblada, racial Afrodita, Hera anfitriona, y Eros enredando.

Tras la narración mítica, hacemos pequeños grupos de dos y tres personas identificando situaciones ante las que me cuesta o me ha costado decidir. Conformamos un juego de personajes inspirado en el mito y su contemporaneidad, que luego plasmamos en un role playing, desgranando lo que pasó ante mis decisiones, y el aprendizaje que ha supuesto para procesos futuros.

Elijo que me critiquen como soy, a ser alguien que no soy
Elijo declararme al chico que me gusta y que me deje en la “friend line”, a quedarme con uno que no me gusta aunque yo le guste.
Prefiero quedarme sin móvil a quedarme sin mascota.
Entre dos personas a las que quiero mucho como mi mamá y mi papá, no puedo elegir.
Me da igual elegir (Elijo no elegir).

 

Actividades creativas y de ingenio

Para las actividades creativas y de ingenio hemos transitado por diferentes universos utilizando diversos materiales.

A lo largo de cuatro días, con un hilo conductor similar, pero con propuestas muy diferentes y complementarias, hemos puesto a prueba nuestra imaginación y nuestra creatividad.

Desde la plástica y el trabajo corporal, hemos construido en equipo, compartido e intercambiado ideas y propuestas, formas de hacer; hemos representado, dibujado, escenificado, jugado y bailado.

Hemos creado mandalas muy personales a base de flores secas, que luego han conformado un gran panel colectivo. 

Hemos hecho ejercicios de microteatro y representación, en los que l@s chic@s han conformado la historia que iban a contar, han imaginado personajes y creado una pequeña escenografía, luego han representado su obra ante los demás.

Hemos experimentado con nuestro cuerpo, con el abrazo y la mirada del otro y ante el otro. Expresando con palabras y dibujos que parte de nuestro cuerpo nos gustaría “regalar”.

Hemos jugado con plumas, con retazos de aire, con el color y la magia.

Ha sido muy hermoso el testimonio que los niños y niñas han plasmado sobre el papel, a propósito de lo que cada un@ “regalaría” de sí mismo:

Juegos de conocimiento y deducción

Para los juegos de conocimiento y deducción nos hemos servido de las nuevas tecnologías en la integración de conocimiento desde la diversión.

Con la aplicación informática Kahoot hemos conformado varios bloques de preguntas, cada una con 3 opciones de respuestas.

A lo largo de cuatro días, hemos aprendido mucho de historia, arte, mitología y religión, ecología, matemáticas, literatura, lengua, lógica, música y cine

La actividad se ha desarrollado por equipos. Era necesario compartir el dispositivo, manejar la aplicación, leer y asimilar cada pregunta, consultarla con el equipo, decidir conjuntamente la respuesta, elegir un compañero para que la marcara, y ser los más rápidos en hacerlo.

Hemos utilizado un dispositivo por equipo (móvil ó tablet). L@s chavales han podido comprobar que el móvil puede servir para aprender en grupo, compartir conocimiento, y mucho más a lo que están acostumbrados.

 

Pruebas físicas y de habilidad

Las pruebas físicas y de habilidad que hemos desarrollado a lo largo de estos cuatro días han contemplado dos tipos de propuestas, unas con indicaciones específicas y reglas sencillas, y otras más libres, espontáneas, y con normas flexibles.

En ambas, había una invitación a la participación del grupo en su totalidad; no obstante, de modo simultáneo, hemos contado con ejercicios y juegos alternativos para los chavales menos entusiasmados con las propuestas iniciales.

En todos los casos, el resultado ha sido secundario, primando la cooperación, el esfuerzo y el disfrute.

Hemos propuesto actividades de mucho movimiento para que pudieran soltar la energía que a estas edades les sobrepasa: actividades alegres, deportivas, entusiastas, satisfactorias, formativas, sociales, liberadoras…

Carreras de relevos, pata coja, cuclillas… Relevos con variaciones. Saltos de longitud, saltos con pelotas, enceste… Juegos con aros, hula hop, Circuitos… Actividades con globos, combas, balones…

Mucha energía y ganas de pasarlo bien.

Ya lo decían los griegos: “Mens sana in corpore sano”.

Y también, con tiza, la huella efímera de todo lo vivido

La Gymcana de San Cris

Arrancamos el año con una propuesta en la que el juego y el aprendizaje han sido los protagonistas.

El juego comienza en la infancia y debería de continuar en la edad adulta, influye en una gran cantidad de aspectos de la personalidad, ayuda a desarrollar la imaginación, la inteligencia, la creatividad, la psicomotricidad, la sociabilidad… algunos, además, creemos que jugar es un placer.

Apostamos por esta actividad convencidos de que la utilización del juego, y concretamente la Gymcana, constituye una herramienta de conocimiento y socialización.

Gymcana Cooperativa Intercultural e Intergeneracional

Cooperativa porque se participa en equipo; Intercultural porque está dirigida a niños y niñas del barrio San Cristobal de diversos orígenes culturales; Intergeneracional, porque contempla la participación de chicos y chicas de 7 a 14 años.

Cada día, arrancábamos con un conjunto de pruebas y enlazábamos con un segundo y un tercer, bloque. Construyendo un caleidoscopio de lenguajes/inteligencias, que permitieran  mostrar las habilidades y destrezas de todos y cada uno de los participantes.

Las pruebas, que se han desarrollado han sido muy variadas, físicas y de habilidad, juegos de conocimiento y deducción, y actividades creativas y de ingenio.

— Para las primeras hemos combinado: destreza física, resistencia y agilidad.

— Para las segundas hemos utilizado aplicaciones que se sirven de las nuevas tecnologías en la integración de conocimiento desde la diversión.

— Para las terceras hemos realizado actividades creativas y de ingenio.

Además de todo eso, el primer día hemos hecho equipos, elegido representantes y decidido como vamos a funcionar cada día. Hemos votado los nombres de los equipos y las frases de fuerza (gritos de guerra). Hemos aprendido formas de participar desde el acuerdo, la atención a la mayoría y el respeto a las minorías. Construyendo camino.

Los Gamers. Los 4 fantásticos. Las supergirls. Las cuatro-niñas.

 

 

 

Machismo y toma de consciencia

Para esta nueva aportación, hemos estableciendo un puente entre parte de los objetivos del ciclo (abordaje de las emociones desde el pensamiento creativo), y toma de consciencia sobre machismo y violencia de género, que cobrará forma en la elaboración de un vídeo.

Expresar y visibilizar

Dado que el hacer que nos acompaña parte de la importancia del consenso y del compromiso, se trasladó al grupo la invitación a participar en la realización de un vídeo sobre este tema. Como educadora y arteterapeuta, lo vi como una oportunidad de concienciación desde la creatividad, una posibilidad para expresar y visibilizar una realidad que en ocasiones parece lejana, pero que en todo caso, forma parte de lo cotidiano. La respuesta del grupo fue desigual. La mayor parte de l@s adolescentes de nuestro tiempo están tan sobrecargad@s de actividad, que reclaman descanso y/juego.

Lenguajes creativos

Buscando la manera de incentivarles, de activar el motor que les permitiera emprender este proyecto con ilusión, recurrimos a los lenguajes creativos, un excelente estímulo que propició el que durante las sesiones, l@s chic@s hayan: dibujado, pintado, fotografiado, editado, elegido imágenes, recortado, buscado y recreado frases, escrito, reflexionado, bailado y expresado su rechazo al machismo y a la violencia de género desde la toma de consciencia, la propia afirmación, el empoderamiento y el mensaje positivo de construcción en igualdad de derechos y deberes ¡Hasta escribieron una canción!

Más allá de la elaboración del vídeo -que pronto publicaremos-, todo lo que ha ocurrido mientras tanto es lo que propicia el verdadero cambio, en definitiva un caminar continuo y en comunidad.

Alucina, vecina

contigo y con tu prima

Cero al machismo y diez a la alegría

Porque la vida, no es para estar amargado

Hay que estar, alegre y animado

Se buscan machistas, ey, ey

Se buscan machistas, ey, ey

Para hacerles frente, ey, ey

Fuera machistas, ey, ey

Que son muy mala gente, ey, ey

Se buscan personas, que sepan lo que sientes

Se buscan seres, que aprendan y defiendan a la gente

No tenemos paz, no tenemos alegría

Nosotras no tenemos porque sufrir, porque vosotros os vais

que yo me quedo aquí

Se buscan machistas, ey, ey

Se buscan machistas, ey, ey

Para hacerles frente, ey, ey

Fuera machistas, ey, ey

Que son muy mala gente, ey, ey