Retomando Septiembre

Establecer una línea entre tu cotidiano y tu viaje,
y en medio de todo
tu transitar,
que por ser algo propio
natural y construido,
se dibuja imperfecto.

Tu yo,
diminuto ante la inmensidad,
anhelante de mejora y purificación,
vacilante, vulnerable y a su manera hermoso,
buscando afirmarse.

Construir con arte tu historia,
cada paso que das con el corazón,
cuando la cabeza se aquieta,
los sentidos se acentúan,
y la vida se expresa.

Soplos de realidad
Luz, color, calor, piel,
humedad
intenso
de intensidad
Ser y estar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *