Pruebas físicas y de habilidad

Las pruebas físicas y de habilidad que hemos desarrollado a lo largo de estos cuatro días han contemplado dos tipos de propuestas, unas con indicaciones específicas y reglas sencillas, y otras más libres, espontáneas, y con normas flexibles.

En ambas, había una invitación a la participación del grupo en su totalidad; no obstante, de modo simultáneo, hemos contado con ejercicios y juegos alternativos para los chavales menos entusiasmados con las propuestas iniciales.

En todos los casos, el resultado ha sido secundario, primando la cooperación, el esfuerzo y el disfrute.

Hemos propuesto actividades de mucho movimiento para que pudieran soltar la energía que a estas edades les sobrepasa: actividades alegres, deportivas, entusiastas, satisfactorias, formativas, sociales, liberadoras…

Carreras de relevos, pata coja, cuclillas… Relevos con variaciones. Saltos de longitud, saltos con pelotas, enceste… Juegos con aros, hula hop, Circuitos… Actividades con globos, combas, balones…

Mucha energía y ganas de pasarlo bien.

Ya lo decían los griegos: “Mens sana in corpore sano”.

Y también, con tiza, la huella efímera de todo lo vivido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *