Línea de un sueño IV. Donde ponemos el acento

Línea de un sueño IV. Hermoso lo que se genera tras detectar donde ponemos el acento.

En esta sesión el estímulo inicial viene de la mano de Wadja, protagonista de la”Bicicleta Verde”, una historia preciosa llena de mensajes; lejos del bombardeo audiovisual al que Hollywood nos tiene acostumbrados.

La vida familiar, las casas, la ropa de las mujeres, las relaciones laborales, el machismo ancestral, el pudor, el qué dirán, la religión, las creencias, el peso de lo social, el valor del dinero… vienen a ser una pequeña píldora para reflexionar sobre dónde estamos, sobre lo que tenemos, sobre dónde ponemos el acento: si en la abundancia o en la carencia, el eterno enigma del vaso medio lleno o medio vacío…

Partimos de la vivencia de una preadolescente con un sueño, -que dadas sus circunstancias podría resultar inverosímil-, pero que se transforma en realizable, porque el enfocarse en conseguir lo que un@ anhela, el valorar pros y contras, el sopesar posibilidades, el ver la oportunidad, el trabajar por lo deseado, el ser persistente y paciente… conduce a la consecución del objetivo. Y el conocer historias reales cercanas en el tiempo, permite aproximar: entendimientos, disposición y disponibilidad, miradas, metas y recorridos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *