Línea de un sueño III. Los sueños que me rodean

Arrancamos con la proyección de varios cortos que nos conectan con realidades de personas que vivieron su niñez y adolescencia con un sueño muy propio mientras se enfrentaban a un entorno en ocasiones poco favorable. Su trayectoria, sus elecciones, su determinación fueron fundamentales para lograr sus objetivos vitales. Tim Burton y otro tipo de materiales audiovisuales nos acompañan en este recorrido, cuya huella inspirará el cuaderno de sueños de cada una:

La consciencia de las habilidades personales y la potenciación de las mismas resulta fundamental para encaminarnos hacia nuestros objetivos de vida. Al abordar lo que significa situar los sueños nos referimos al hecho de desarrollar herramientas personales en línea con los talentos propios, empezando a desgranar aquello que poseemos, valioso y necesario para lograr nuestro sueño, lo que debemos potenciar, lo que tendríamos que desterrar… en el camino nos topamos con variados impedimentos y en muchas ocasiones con la presencia de la queja casi continua.

Conocer la experiencia relativa a reducir la queja de nuestro horizonte cotidiano, vivida por otras personas en diferentes lugares del mundo, hace que surja de manera natural la intención de llevar a cabo este”experimento” (21 días sin queja).

Sabemos que además de la intención, para cambiar un hábito son necesarios 21 días de fuerza de voluntad, eso permitirá registrar el nuevo hábito como algo normalizado e incluirlo en nuestro día a día. Elaboramos nuestra”pulsera sin queja”, como elemento de anclaje que recuerde nuestro compromiso de aminorar nuestras protestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *