La oración budista

La oración budista tibetana empieza con un kora, que consiste en girar los rodillos de oración siguiendo el sentido de las manecillas del reloj; después encienden velas o meditan en un lugar en paz.

Hay quien practica posturas de yoga, mientras otros se sientan en silencio a contemplar el paisaje, o cerrando los ojos se dejan llevar por su interior.

Todo el mundo es bienvenido. Mas que una religión es una forma de espiritualidad. Todos pueden ser budistas y “otra cosa”. Puedes ser monje budista y casarte y tener hijos… los preceptos son muy sencillos, parten del dejar vivir y el no desear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *