Ideas para estar mejor conmigo


Arrancamos recogiendo lo que ha sido más significativo para cada participante desde la última sesión. Me llama la atención lo difícil que en ocasiones, a algunas personas, puede resultarles identificar lo más importante, lo que más nos ha marcado; y como muchas veces, es necesaria la activación a través del otro para poder recordar. Me asombra cómo puede llegar a”construirse ese recuerdo” exclusivamente con lo que se desea. Resultan curiosas también las manifestaciones en las que solo se guarda lo positivo, frente a las niñas que expresamente comentan que”lo malo es lo es importante”. Eso me lleva a los diferentes recorridos que seguimos para conformar nuestros recuerdos y en cierto modo construirnos a nosotros mismos.

En esa línea, recientemente tuve una conversación con una persona, preocupada por la educación de sus hijos y que seguía utilizando el castigo como herramienta, supongo que algunos padres/madres se ven desbordados con los comportamientos de sus hijos e hijas y no conocen otros modos de funcionar, pero sin ninguna duda se consigue más desde la motivación y la responsabilidad, desde la pedagogía del apoyo y el crecimiento, que la punitiva. El miedo puede hacer reaccionar, pero nunca va a generar cambios conscientes y estables.


Un mandala con pétalos de rosa hecho en grupo desde el corazón, puede resultar un acto significativo y creativo para recordar, especialmente si nos ayuda a estar mejor conmigo. Iniciamos este ejercicio plástico en silencio, para enlazarlo con las acciones que cada una llevamos a cabo que nos ayudan a”situarnos”, a estar mejor cuando algo no va bien:

escuchar música”molona”

comer

correr

golpear la almohada

reír

llorar

gritar lo más fuerte que pueda

ver un vídeo divertido

abrazarme para quitarme el enfado

respirar profundamente

dibujar



Arteterapia. Ocupando mi lugar V. Casa San Cristobal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *