El juego de mi reflejo

Todo lo que veo, me contiene.

Te veo, me ves,

Te miro, me miras,

Te observo, me observas,

Mi reflejo me devuelve una imagen de la que me puedo hacer cargo desde otro lugar, desde otra perspectiva, diferente y al tiempo, la misma.

En constante evolución. Multiplicada, imperfecta, real y mucho más allá.

Por el camino: nos vemos, nos observamos, nos miramos.

Y construimos juntos nuevos sueños y nuevas realidades

Para deshojarlas

Para recrearlas

Tras los espejos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *