Aceptar nuestra parte oscura

Identificar lo que nos gusta de nosotras mismas/nosotros mismos puede ser relativamente fácil, pero detenernos en lo que menos nos agrada, en los que nos gustaría aislar, reconocerlo y”darle la vuelta”, aceptar nuestra parte oscura e intervenir sobre lo que hemos decidido cambiar… es algo más complejo.

Partiendo de esta reflexión, inspiradas en el mito y de la mano de la emoción, trasladamos la identificación de nuestra sombra a la arcilla. Un trabajo de introspección, y de comunicación con el grupo desde la expresividad de la plástica.

ARTETERAPIA. Casa San Cristobal. Madrid

Abrazar
Tu sombra te convierte en dueñ@ de tu propio proceso, te permite reconocerte y
elegir ser aquello que tú decidas. Eso es ser un adulto consciente.

Reconocerte como un ser divino es un acto necesario cuando comprendes que todo lo que ves es parte de ti, que nada está realmente disociado. Es hacerte adulto responsable de tu universo interno. Es dejar de luchar. Es encontrar la paz, el equilibrio y la coherencia. Es tomar tu sombra y fusionarte con ella hasta comprenderla. Es amar la vida sin juicio, sin culpa. Es dejar de soñar fantasías imposibles para atreverte a materializar en este mundo todo aquello que tu corazón te pide. Es VOLAR. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *